Té de Manzanilla

La manzanilla o camomila es una hierba perenne que suele encontrarse en campos secos, jardines y tierras cultivadas. Se usa en la industria cosmética y en la medicina natural.

Planta de Manzanilla

Beneficios del Té de Manzanilla

Ayuda a tratar el insomnio

Sus propiedades relajantes ayudan a conciliar mejor el sueño. Para ello se recomienda tomarlo como infusión minutos antes de acostarse.

Es antiestrés, calmante

Existen estudios que indican que la manzanilla ayuda a reducir la ansiedad así como aliviar el estrés debido a que es un relajante nervioso.

Alivia problemas digestivos

Es común el uso de la manzanilla para tratar malestares estomacales como dolores de estómago, diarreas y gases. También es útil para aliviar los síntomas del colon irritable reduciendo la inflamación e irritación del intestino así como promueve su estimulación.

Alivia dolores y cólicos menstruales

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas el té de manzanilla ayuda a aliviar los dolores y molestias característicos del ciclo menstrual o premenstrual así como también a regular el período.

Es diurético

Las propiedades diuréticas que posee aumentan la producción de orina lo cual reduce el exceso de líquidos en el organismo así como ayuda a eliminar las toxinas presentes en el sistema urinario.

Como aclarante del cabello

La manzanilla tiene pigmentos naturales que ayudan a aclarar y dar más brillo al cabello, sobre todo a aquellos de color rubio o castaño. También ayuda a eliminar la caspa y alivia la picazón en el cuero cabelludo.

Cómo preparar Té de Manzanilla

Ingredientes:

Te de Manzanilla
  • 2 tazas de agua (300 ml)
  • 2 cucharadas de flores de manzanilla
  • Miel o azucar al gusto
  • 1 limón

Preparación:

Poner a calentar el agua en una tetera y cuando comience a hervir apagar. Agregar las flores de manzanilla, tapar y dejar enfriar por unos 5-10 minutos. Luego colar la infusión y servir en una taza. Puede agregarse miel y zumo de limón al gusto.

Deja un comentario

Cerrar menú